jueves, 11 de mayo de 2017

Mémoires tsiganes, l’autre génocide de Idit Bloch y Juliette Jourdan

Mémoires tsiganes, l’autre génocide dirigido por Idit Bloch y Juliette Jourdan. Escrito por Henriette Asséo, Idit Bloch y Juliette Jourdan.
2011, Francia, 76 minutos.

Cartel del filme “Mémoires tsiganes, 
l’autre génocide”
© Idit Bloch y Juliette Jourdan

Este extraordinario documental narra la persecución y tragedia del pueblo Romaní durante la Segunda Guerra Mundial llevada a cabo por los nazis y sus aliados de un extremo al otro de la vieja Europa. En él se arroja nueva luz sobre la génesis de las políticas nacionales de exclusión del período de entreguerras, el papel crucial que desempeñó la "ciencia racial" y la evolución progresiva de la política genocida nazi.

El registro.
© Idit Bloch y Juliette Jourdan

El filme está narrado con paciencia y rigor, empleando para ello excepcionales imágenes de archivo, procediendo a la identificación de los arquitectos del genocidio y todo abordado desde un riguroso estudio histórico, además de recoger los sobrecogedores testimonios de los últimos sobrevivientes, aquellos niños de los años 30 que vieron su vida truncada por el odio nacionalsocialista. La película recorre los territorios en los que se desarrolló el exterminio y descifra el largo proceso de aniquilación del pueblo Gitano ahondando en las repercusiones actuales del mismo.

Sueños rotos.
© Idit Bloch y Juliette Jourdan

La evidencia que recoge el documental forma parte de un proyecto europeo liderado por la sociedad de producción de documentales Memoire Magnétique y que cuentan con el apoyo de la Fundación para la Memoria de la Shoah.

La película nos presenta en su comienzo el estilo de vida de la población Romaní, yendo más allá de la imagen clásica del carromato o la vida nómada, descubrimos agricultores Gitanos sedentarios, empresarios del tejido industrial integrados en la vida de las ciudades, feriantes, personas sin hogar, pero que, en última instancia tienen en común una forma de vida, unas costumbres y un idioma, el romanó. Esta singularidad se da de bruces con la realidad imperante en la Europa que va desde comienzos hasta mediados del siglo XX y el crecimiento y desarrollo del antigitanismo heredado de siglos pasados.

Una mirada.
© Idit Bloch y Juliette Jourdan

 En el filme, que rezuma memoria Gitana, recuerdo y dolor a lo largo del desarrollo de toda la narración, resalta su honda determinación que va de lo general a lo particular. Destacando la extraordinaria aportación de la experta Henriette Asséo, gracias a su exhaustivo conocimiento del periodo representado, que ayuda a reflejar la imagen que de los Gitanos tenía aquella sociedad, y como fueron identificados como individuos inherentemente peligrosos, implementando para su “tratamiento especial” medidas administrativas y policiales de excepción, para, con la evolución de los acontecimientos, implementar medidas mucho más radicales, como la esterilización forzosa o la deportación. El desarrollo y evolución, al amparo de universidades y administraciones, que jugó la ciencia racial o la biología criminal; dos disciplinas que utilizaron los regímenes fascistas para acelerar los procesos de exclusión, demostrando cómo se apropió el régimen nazi de la eugenesia, incluyéndola en un proyecto más amplio de regeneración del pueblo alemán, añadiendo la dimensión racial propia a su doctrina.

El film se adentra en una segunda parte, los Romaníes se hallan, entonces, en un callejón sin salida; son categorizados, como asociales y en segundo lugar, según el Instituto de Higiene Racial del Dr. Robert Ritter, pertenecientes a una “raza degenerada indoeuropea", el terreno se halla abonado para proceder a la solución final.

Tras las alambradas.
© Idit Bloch y Juliette Jourdan

Los capítulos tercero y cuarto del documental, centran su objetivo en mostrar una perspectiva de la visión del exterminio de judíos y Romaníes, los puntos en común que presentan y sus especificidades. El camino que siguió el proceso, como después de una primera consolidación en campos de confinamiento para Gitanos en Alemania o en guetos de Polonia, los Gitanos del Reich comienzan a ser enviados al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, antes de la llegada de la primavera de 1943, y su internamiento en el Campo para Familias Gitanas en el sector BIIe, el Zigeunerlager, de Birkenau.

Aunque los procesos de persecución son diferentes en los diversos países europeos, la influencia alemana se extendió a otras naciones. El ejemplo francés presentado en el documental es revelador en este sentido. El testimonio de los sobrevivientes; Fata Dedic, Antoine Lagrené, Milka Goman, Willi Horwath, Ceija Stojka o André Pierdon, emociona, enriquece y dignifica la esencia en sí misma del documental.

Memorias Gitanas.
© Idit Bloch y Juliette Jourdan


TESTOMONIOS DE LOS SOBREVIVIENTES
FATA DEDIC
ANTOINE LAGRENÉ
MILKA GOMAN
WILLI HORVATH
CEIJA STOJKA
ANDRÉ PIERDON

Dirigida por IDIT BLOCH y JULIETTE JOURDAN
Escrita por HENRIETTE ASSÉO, IDIT BLOCH y JULIETTE JOURDAN.
Imagen por ÉRIC DARMON y JULIETTE JOURDAN
Sonido de OLIVIER DE NESLE, JÉRÉMY MORELLE, CLAUDIO MARSON, ALBERTO PITOZZI y ZOLTAN RAVASZ
Montaje de IDIT BLOCH
Productor delegado: KUIV PRODUCTIONS
Coproducción: MÉMOIRE MAGNÉTIQUE PRODUCTION
Participación: ANGOA-AGICOA, MINISTÈRE DE LA DÉFENSE, RÉGION ÎLE-DE-FRANCE, ACSE (AGENCE NATIONALE POUR LA COHÉSION SOCIALE ET L'ÉGALITÉ DES CHANCES), CNC. COSIP y PROCIREP